¿Qué tan verde es el sector inmobiliario?

Alejandro Blé Maldonado

Alejandro Blé Maldonado

Gerente de Mercadotecnia

Rodrigo Martínez Lo verde lo da la ciudad, no un foquito ahorrador… Lo verde lo da la ubicación, la calidad del espacio y el transporte público, las políticas de movilidad y una visión integralmente sostenible que pinte de verde lo nuevo, pero volteando también para dar cuantas manos de pintura sean necesarias, para también dejar bien verde todo espacio que ya formaba parte de la ciudad, con especial énfasis en aquellas zonas que presentan mayores rezagos. Hemos llegado a un punto de inflexión en que ya no se trata de privilegiar lo verde o de tomarlo como una moda o un bonito distintivo. Se trata de que estamos en medio de una crisis climática y más nos vale sumar visiones, políticas, regulaciones y acciones, para conformar un frente común, que permita revertir el deterioro de nuestro medio ambiente. Habrá que esperar que sea el Estado el que coordine estos esfuerzos, pero en tanto se van generando condiciones, instrumentos y acciones, bien vale la pena ir analizando las formas en que el desarrollo inmobiliario incide en la agenda ambiental. Por supuesto que el primer punto tiene que ver con la estructura de la ciudad y con las ubicaciones que el proyecto urbano destine al desarrollo inmobiliario, pero hay también que considerar factores financieros como el origen y destino de capital y financiamiento (tanto para desarrollador, como para usuario final), así como los modelos de producción de urbanización y desarrollo inmobiliario, con especial atención en la vivienda. El hecho es que las ciudades son un gran foco de contaminación, pero también ellas pueden ser el mejor camino ante el reto global de atender la crisis climática. Hay que planear, destinar recursos públicos, legislar y promover esquemas sostenibles para transformar los tradicionales modelos con que se han construido las ciudades. Hay que entender y revisar temas como las huellas de carbono de la vivienda y todos los insumos relacionados con su construcción, considerando desde la selección de la materia prima, la producción, el transporte, el mantenimiento y su eventual reciclaje. Los retos están en las ciudades… Las soluciones deben estar en las ciudades… Ese es el reto, apostar por una industria inmobiliaria integralmente sostenible, como parte de un modelo de producción que vaya en ese mismo sentido. Comenta en nuestras redes sociales Síguenos en Facebook e Instagram

Te puede interesar