Liderando desde el dolor vs. desde el corazón

“Sin la auto conciencia y la capacidad de manejar nuestras emociones, a menudo, sin saberlo, lideramos desde el dolor, no desde el corazón. Esto no solo es una gran energía para nosotros y las personas que nos rodean, sino que crea desconfianza, desconexión y una cultura de cáscara de huevo”