¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener un centro comercial cerca de casa?

Se prevé que en 2017 sean abiertos 54 nuevos centros comerciales, que añadirían 2.1 millones de metros cuadrados de área bruta rentable a la oferta comercial.

    

Los centros comerciales brotan como hongos en México. De acuerdo con el Reporte 2015 de la Industria de Centros Comerciales de Latinoamérica, en el 2014 había 584 de estos establecimientos en suelo mexicano, los cuales ocupaban una superficie total de 16.2 millones de metros cuadrados. Si a esto le sumamos los 32 proyectos que se abrieron entre el 2014 y el 2016, según MAC Asesores, tenemos que existen 616 establecimientos de este tipo en todo el país.

 

“El desarrollo de centros comerciales es uno de los segmentos más dinámicos del sector inmobiliario y se prevé que continuará así por los próximos 10 años”, explicó el portal inmobiliario Propiedades.com. En el 2017, se prevé que sean abiertos 54 nuevos centros comerciales, que añadirían 2.1 millones de metros cuadrados de área bruta rentable a la oferta comercial.

 

Este boom de los centros comerciales en México se debe tal vez a que estas modalidades de comercio y servicio, que comenzaron a aparecer en este país en los años 80, es sumamente flexible, ya que se adapta a las necesidades de diferentes públicos a la vez, como dijeron Emilio Duhau y Angela Giglia, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana en el artículo Nuevas centralidades y prácticas de consumo en la Ciudad de México: del microcomercio al hipermercado.

 

Propiedades.com hizo un análisis para conocer el impacto que tiene la apertura de un centro comercial en el precio de una vivienda. El portal inmobiliario revisó la situación que viven tres de estos establecimientos, que abrieron entre el 2015 y el 2016, en las zonas poniente, sur y norte de la ciudad. Los centros comerciales analizados son Miyana Comercial, Oasis Coyoacán y Vía Vallejo.

 

La única zona que no mostró crecimiento en el precio de los inmuebles es Nuevo Polanco, aledaña a la colonia en la que se encuentra Miyana Comercial. “Hacia junio de 2015, el precio medio por metro cuadrado de los departamentos nuevos era de 63,746 pesos y en marzo del 2017, se encontraba en 55,912 pesos”, comentó Propiedades.com.

 

Anzures y Polanco, que también reciben la influencia de Miyana, han registrado un incremento sostenido en sus precios. El precio medio por metro cuadrado de las casas nuevas en Anzures pasó de 27,944 pesos en junio del 2015 a 33,201 pesos en marzo del 2017, su valor más alto fue en enero de este año, cuando llegó a 38,135 pesos por metro cuadrado. En Polanco, el precio medio por metro cuadrado de los departamentos nuevos en junio de 2015 se encontraba en 78,601 pesos y en marzo de 2017 llegó a 96,894 pesos, según información del portal inmobiliario.

 

En el sur de la ciudad, la zona de Coyoacán y alrededores ha mantenido los precios. El costo por metro cuadrado en junio de 2015 de las casas nuevas era de 35,699 pesos, y en marzo de 2017 se encontraba en 35,385 pesos. Mientras que en el norte de la ciudad, en la colonia Lindavista, cerca de donde se ubica Vía Vallejo, el precio por metro cuadrado de los departamentos nuevos era de 16,869 pesos en junio del 2015 y para marzo del 2017, llegó a 29,191 pesos.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE TENER UN CENTRO COMERCIAL CERCA DE CASA.jpg

“Con la llegada de un nuevo centro comercial se detona un proceso tendencial de desarrollo urbano, edificación inmobiliaria y consolidación de la zona. La plusvalía acelera el proceso de compraventa y las transacciones. Lo que estimula el ciclo inmobiliario de la zona. Esto permite renovar parque habitacional al fin de su vida útil o desarrollar nuevos servicios de innovación”, dijo Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

 

Según los investigadores de la UAM, Emilio Duhau y Angela Giglia, la propagación de centros comerciales en todo el país es un fenómeno que se observa desde finales de los años 80, con la expansión del gran comercio globalizado y el comercio informal y callejero en diversas modalidades.

 

La dinámica de movilidad de la Ciudad de México hace indispensable el acceso a distintos servicios que sean cercanos a los domicilios de la población. Algo que confirman y matizan los investigadores de la UAM, al advertir que la multiplicación de los centros comerciales está asociada a la aparición de “múltiples centralidades detonadas por las grandes cadenas comerciales, las cuales muestran una distribución cada vez más homogénea de un territorio socialmente desigual”.

 

Aunque de acuerdo con Eric O’Farril, socio director de Coldwell Banker Urbana, los centros comerciales generan beneficios a la zona primaria, es decir, a 5 kilómetros a la redonda, también es cierto que este tipo de establecimientos genera una diversidad de problemas, como el aumento del tránsito vehicular, el posible desabasto de agua e incluso, el incremento de actividades delictivas.

 

Hay que decir que el desarrollo de un centro comercial y de la zona aledaña no implica sólo visión utilitaria del consumo; más bien, estos espacios se han convertido en una articulación de las dinámicas del espacio público y la convivencia en las que vivimos inmersos. “Lejos de ser una actividad puramente instrumental, el ir de compras de mezcla de manera inextricable con el esparcimiento y con otras actividades vinculadas al complejo proceso de reproducción de la vida cotidiana”, dijeron Emilio Duhau y Angela Giglia.

 

Es por eso que, en general, los desarrolladores de los centros comerciales realizan diversos estudios para determinar cuál es la zona y las avenidas de circulación idóneas para levantar estos establecimientos, como explicó el socio director de Coldwell Banker Urbana. Sin embargo, resulta difícil predecir cuáles serán los beneficios y las afectaciones que un centro comercial brindará a sus usuarios y a la población que vive a su alrededor.

 

El Economista

DEJA UN COMENTARIO

NOTAS POPULARES